¿Estás buscando una manera divertida de mantenerte saludable? ¡Empieza a cantar! Porque resulta que el canto tiene numerosos beneficios para la salud: algunos estudios han demostrado que el canto puede incluso superar los efectos del yoga en tu ritmo cardíaco, la respiración y el bienestar general.
También ha demostrado ser un tratamiento útil para combatir la depresión, la ansiedad y la fatiga. Lo mejor de todo es que no tienes que ser un cantante de ópera o una estrella de pop para divertirte cantando, especialmente con estas entretenidas sugerencias


1. Karaoke

Según un estudio realizado en 19.356 hombres de 40 a 69 años, el karaoke reduce el estrés y está asociado con un menor riesgo de accidente cerebrovascular y enfermedad cardíaca. En ese sentido, los bares de karaoke son considerados una buena manera de lidiar con el estrés, porque la respiración profunda que se utiliza mientras se canta es buena para el sistema nervioso. Los beneficios del karaoke incluyen una combinación de canto, consumo moderado de alcohol y el apoyo social y la aprobación de los amigos.

2. En la ducha

Lo mejor de cantar en la ducha es que es un buen lugar para flexionar tus cuerdas vocales, además de que ofrece bastante privacidad. El espacio cerrado –a menudo rodeado de azulejos– ofrece una gran acústica. Las superficies duras y lisas reflejan el sonido, lo que le da a tu voz más intensidad. Además, el agua tibia relaja tu cuerpo y el vapor tiene un efecto maravilloso en las cuerdas vocales.

3. En el carro

Según encuestas, más personas cantan en sus vehículos que en la ducha. Cantar mientras se conduce es una manera agradable de aliviar el aburrimiento en los viajes largos por carretera, o de camino a la escuela con niños gruñones. En este último caso, una buena idea es que cada uno se turne para decidir qué cantar.

4. Coro de la iglesia

Si eres una persona religiosa y aficionada a la música, disfrutarás del reto de cantar buena música con almas afines. Gran parte de la magnífica música coral que se ha escrito a través de las historia fue compuesta en base a temas religiosos para acompañar a los servicios de adoración.

Un estudio de 2013 publicado en la revista Psychology of Music descubrió que cantar en un coro de la iglesia redujo significativamente la ansiedad, y una encuesta británica entre casi 400 personas encontró que los miembros del coro tuvieron más beneficios de salud mental que las personas que jugaron en equipos deportivos.

5. Coro comunitario

Si no eres una persona religiosa, encontrarás que hay muchos sitios comunitarios que tienen coros. Estos grupos corales ofrecen el mayor valor terapéutico de todas las muchas maneras de cantar. Numerosos estudios han documentado esto, entre ellos uno de la Universidad de Gotemburgo, en Suecia, que encontró que el canto coral produce muchos de los mismos beneficios que el yoga, tanto emocionales como físicos.

Publicado por: NOTICIASDEPONCE.NET 29 agosto, 2016